¿Cómo te duchas con yeso?

How to Shower With a Cast

Cuando recibe un yeso por primera vez, hay muchas cosas en las que pensar. Estar enyesado y descubrir cómo caminar, comer o viajar puede hacerte sentir incómodo e incómodo.

Pero, ¿Y la ducha? Bueno, si las piezas fundidas se mojan, pueden provocar malos olores, posibles infecciones y reparaciones costosas.

Afortunadamente, hay muchas maneras diferentes de mantener seca la fractura. Es mejor no sumergir el yeso, así que evita bañarte si puedes.

Pero ya sea que prefiera una bañera con patas o una boca de incendios roja de verano, tenemos algunos consejos para usar una ducha de yeso.

Índice

Consejo 1: toalla de ducha casera

Comience mirando alrededor de la casa para ver qué buenas alternativas hay. Puede reutilizar cualquier material de película plástica.

Esto incluye envoltura de plástico (a veces llamada envoltura de plástico). Esta envoltura de plástico estirable de calidad alimentaria es fácil de envolver sobre yeso de París. También puede utilizar una opción de plástico no elástico.

Esto incluye bolsas de pan, bolsas de basura, celofán o cualquier forma de envoltura de plástico. Su cocina y baño son excelentes lugares para encontrar esas envolturas de plástico.

También puedes reutilizar los envases de los productos de belleza. El plástico transparente es mejor porque es más fácil detectar fugas.

Consejo 2: Cinta fuerte

El uso de un yeso o una férula depende de la decisión de su médico y de la parte del cuerpo lesionada. Es probable que se requiera algún tipo de plástico maleable e impermeable para mantener el yeso seco.

Sin embargo, debe permanecer en su lugar, por lo que necesitará una cinta impermeable y segura para la piel.

Relacionado:  21 ideas de diseño de baño (medidas y especificaciones)

La cinta adhesiva es genial, pero solo si puedes mantenerla alejada de tu piel. La cinta médica es mejor. La cinta para caballos es una buena opción, ya que es autoadhesiva.

Puedes conseguirlos en cualquier tienda de suministros veterinarios y algunas ferreterías los tienen. Evite la cinta adhesiva normal para manualidades: se vuelve menos pegajosa una vez que se moja.

Consejo 3: Restricciones Elásticas

La cinta de plástico no siempre es resistente al agua y la humedad puede filtrarse a través de huecos o rayones. Incluso si usa agua dura y no tiene un filtro de ducha, la cal y los residuos químicos pueden dañar el plástico.

En este caso, puede fijar la cubierta de plástico con una banda elástica.

También puede usar gomas elásticas improvisadas hechas con juguetes viejos, ropa de niños o cintas para el pelo.

Como último recurso, puede asegurar la bolsa de plástico con cuerdas, cordones de zapatos o tiras arrancadas de trapos viejos. Solo asegúrate de que el nudo sostenga el plástico en su lugar sin alterar el lazo.

Consejo 4: Asientos de seguridad

Los yesos más comunes son brazos y piernas. Si su yeso está en una parte diferente de su cuerpo, es posible que necesite una enfermera de baño para un baño de esponja.

Pero si está en sus brazos o piernas, algunas barras de apoyo y asientos de ducha servirán. Alternativamente, coloque un taburete resistente o una silla impermeable en el baño.

Esta silla improvisada debe tener pies antideslizantes estables para evitar accidentes. Sin embargo, dado que el yeso dura 6 semanas o más, vale la pena invertir en una silla de ducha especial.

Están diseñados con un agarre adicional para evitar que se deslicen sobre bañeras o azulejos. También cuentan con cómodos asientos acolchados.

Consejo 5: guantes largos

Su tienda local de suministros médicos puede tener opciones que no ha considerado. Comience con el veterinario y pida un par de guantes de obstetricia/ginecología o guantes veterinarios.

Relacionado:  ¿Cómo reemplazo el tanque del inodoro? (instrucciones paso a paso)

Son de un solo uso y de manga larga para… fines médicos. Te llegan hasta los hombros y puedes pegarlos con cinta adhesiva para mantenerte seco.

También puedes comprar guantes de campo. Tienen el mismo aspecto que los guantes veterinarios, pero suelen ser de colores y tienen puños elásticos.

Pero a menos que sea tiempo de cosecha, no siempre puedes encontrarlos. Si bien estas opciones ayudan a proteger los dedos de los pies, son de poca utilidad si el pie está enyesado.

Consejo 6: Productos con ventosas

En ese caso, necesitas algo como botas de ducha. Es lo suficientemente grande como para deslizarse sobre una prótesis y tiene correas de caballo autoadhesivas adheridas a su punta.

Si está dispuesto a gastar más, puede comprar un producto absorbente como Seal Tight. Es un producto libre de látex, por lo que es seguro para las personas alérgicas.

El Seal Tight tiene un anillo de sellado sin látex que cubre la bolsa de polietileno. La membrana de sellado tensa la piel, evita la entrada de agua y aire y permite que el yeso de la pierna respire.

Es reutilizable siempre que el tabique se mantenga elástico y la bolsa no se perfore, ¡así que compruébelo regularmente!

Consejo 7: pasar la aspiradora

Digamos que enchufas el cabezal de la ducha de lluvia y quieres un sello más ancho. Los cabezales de ducha más grandes hacen que sea más difícil mantenerse seco ya que el agua salpica una superficie más grande.

En ese caso, compre algo como DryPro. Es una funda para yeso y herida que mantiene seco el vendaje.

El DryPro usa una bomba para crear un sello de vacío alrededor del yeso y está diseñado para ajustarse alrededor de los brazos, las piernas o la cintura mientras nada o se ducha.

El sello al vacío se adhiere a la piel, eliminando la necesidad de cinta adhesiva. Los modelos específicos para piernas cuentan con una parte inferior texturizada antideslizante para mayor seguridad.

Relacionado:  Los 9 mejores azulejos para suelos de baño

Consejo 8 – Reemplazo del cabezal de la ducha

Su yeso durará seis semanas o más, por lo que vale la pena colocarle un cabezal de ducha flexible. Este grifo de ducha de mano es más fácil de usar, especialmente si también tiene barras de apoyo y una silla de ducha instalada.

Mantiene su miembro lesionado seco mientras mejora el estilo de su baño. Instale con cuidado para no bloquear la puerta de la ducha.

Consejo 9: cuidado con el posicionamiento

Mantenga el yeso fuera del agua tanto como sea posible, sin importar cuán fuertes sean la cinta y el plástico.

Cuando se sumerja en la tina, cuelgue el parche sobre el borde de la tina. O colóquelo en un banco, tablero o repisa. Mantenga el yeso fuera del agua cuando se asee.

Además, tenga cuidado al salir de la bañera. A menudo, las gotitas se deslizan de su brazo o pierna.

¡Esta humedad se dispersa debajo del yeso, incluso si permanece seco mientras se baña o se ducha!

Para evitar esto, séquese los brazos o las piernas y elévelos cuando salga de la bañera o la ducha. Esto asegurará que el agua gotee fuera del yeso en lugar de tratar de deslizarse por debajo.

Conclusión

Lo más importante es mantener el yeso alejado de la humedad. Si te echas unas gotas, podrías contraer una infección. Sostén tu yeso con cuidado.

Esto reduce la hinchazón y evita que el agua entre en el yeso. Otros consejos son:

  • Cubrir el yeso con material impermeable.
  • Asegure la tapa con cinta adhesiva, bandas elásticas o bandas elásticas.
  • Mantenga el yeso elevado cuando esté fuera del agua.
  • Seque la cubierta antes de quitarla. Esto evita derrames accidentales.

¿Tienes alguna duda? ¡Coméntanos en los comentarios!

Maria Belen

Tal vez te pueda interesar: